El Servei de Rehabilitació Comunitària (SRC) ha iniciado la creación de un banco de semillas de verduras, hortalizas y variedades de interés local en la masía de Can Soler. Des de la actividad de Jardineria salud, alimentación sostenible y naturaleza se encuentran en un proyecto que quiere abastecer de semillas y plantel los huertos urbanos de Barcelona. El proyecto incide en consolidar aprendizajes, favoreciendo procesos de crecimiento y, a la vez el, tránsito hacia un sistema alimentario sano y justo coincidiendo con la capitalidad mundial de la alimentación sostenible Barcelona 2021.

Un proyecto que comienza con formación y que puede sumar varias actividades

El proyecto incluye la preparación del terreno, el cultivo de variedades locales recuperadas y de especial interés y los procesos de extracción, secado y conservación de semillas para poder reproducir las especies. Dada la complejidad técnica empezamos el proyecto con una formación orientada a cada proceso del tratamiento de semillas dirigida a técnicas y personas usuarias de la Fundación. El proyecto, con apoyo del departament d’Ecología Urbana de l’Ajutament de Barcelona, ​​también contempla espacios formativos para personas usuarias de la red de huertos urbanos de Barcelona y acciones de difusión y sensibilización de entidades del barrio abiertas a la ciudadanía.

En sintonía con la capitalidad mundial de la alimentación sostenible 2021

Dentro de la dinamización de usos de la masía de Can Soler el proyecto fomenta la diversidad urbana, contribuye a la ruralización gradual de la ciudad y en el cultivo de proximidad en un año donde Barcelona ostentará la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible. En 2021 la ciudad también acogerá el III Trobada Estatal d’Agricultura Urbana i Comunitària, un encuentro de experiencias y oportunidades también para la actividad de Jardinería y forestal del la SRC para seguir explorando como sumar salud cuidando del medio.